Sugerencias y Trucos de cocina

Todo|A|B|C|D|E|F|G|H|I|J|K|L|M|N|O|P|Q|R|S|T|U|V|W|X|Y|Z

Vainas como guarnición Las vainas de los guisantes pueden suponer una rica guarnición para platos de carne. Puedes cocerlas, pasarlas por el pasapurés y sazonarlas con sal, pimienta y queso.
Vainilla en los postres Recuerda la siguiente regla repostera: si la vainilla que vas a usar para un postre es en rama, añádela al principio de la elaboración, pero, si es extracto, es mejor que la pongas al final.
Vinagre casero Coloca el vino que te haya sobrado de una cena o de una comida en una botella, cúbrela con un paño de lino, déjalo al sol durante 5 horas y fíltralo. Habrás conseguido un delicioso vinagre casero para aderezar tus ensaladas.
Vinagretas más dulces Las vinagretas que se preparan con vinagre de Módena quedan un poco más dulces que las que se hacen con vinagre de vino normal. Por ese motivo casan a la perfección con las ensaladas que se elaboran con hojas de sabor amargo, como la rúcula o la endibia.
Vino para el cordero Las chuletas de cordero hechas a la plancha o a la brasa mejorarán enormemente su sabor si, antes de cocerlas, se han marinado con vino tinto.
Vísceras de pollo Si has comprado un pollo –o cualquier otro ave- entero y no lo vas a consumir de inmediato, no le quites las vísceras, ya que éstas evitan que la carne del animal se oxide y, por lo tanto, te durará mucho más.

Curiosidades
Cuidado con el caldo

Si por cuestiones de tiempo, prefieres los caldos envasados, debes tener en cuenta que su altísimo contenido en sodio no los hace muy recomendables para las personas con problemas cardiovasculares o de retención de líquidos.

Más curiosidades [+]