Monográfico del mes.La Sepia

Deliciosa y versátil, la sepia es uno de os cefalópodos más consumidos en nuestro país, debido a su suave sabor a mar y a su bajo porcentaje graso, un detalle que la convierte en uno de los alimentos protagonistas de las dietas de adelgazamiento.

Conocida también como choco, jibia o xibia, la sepia es un cefalópodo de diez tentáculos del que se conocen unas 100 especies diferentes, distribuidas en los mares tropicales y templados. Las más comunes miden entre 20 y 40 centímetros, pero existen otras especies de mayor tamaño que pueden alcanzar hasta los 60 centímetros.

Normalmente, las sepias tienen el cuerpo aplanado gris-beige con reflejos malvas, con unas aletas laterales que le sirven para nadar y con unos tentáculos distribuidos en pares de torno da la boca. Dos de ellos son más largos que los demás y le sirven para capturar las presas y llevárselas a la boca. Allí, un durísimo y afilado pico as tritura antes de engullirlas. Al igual que sus “primos”, el calamar y el chipirón, la sepia utiliza un sistema para huir velozmente mediante un chorro de agua que propulsa mediante un sifón. A través de este mismo mecanismo, expulsa los chorros de tinta, el arma que utiliza para ocultarse de sus enemigos cuando se siente amenazada. Habitualmente, la sepia vive en fondos arenosos provistos de vegetación. En España abunda en las costas del Atlático y del Mediterráneo y, en especial, cerca de las Islas Canarias, donde proliferan los platos que tienen la sepia como protagonista. Este cefalópodo crece muy rápidamente, pues llega a la madurez sexual al cabo de un año o año y medio de edad, momento en el que mide unos 9 centímetros e longitud. En la época de reproducción, que va de febrero a septiembre, cada hembra puede llegar a depositar entre 200 y 500 huevos en varios días.

Cuando vayas a comprar sepia, fíjate bien en que su carne sea de color blanco nacarado o blanco pálido. Debe estar brillante, tener una consistencia firme y ha de estar húmeda y suave al tacto. En casa, guárdala siempre en la nevera y consúmela lo antes posible. Es mejor que no la congeles, porque, en ocasiones, su carne se vuelve muy dura.

Propiedades

La sepia es un alimento ideal para las dietas de adelgazamiento, ya que aporta muy pocas calorías, pero muchas proteínas y minerales como el fósforo, tan importante para nuestros huesos, o el sodio, que regula el nivel de agua del cuerpo. Como ocurre con los demás moluscos y mariscos en general, esa gran cantidad de sodio no la hace muy adecuada para las personas con hipertensión.

Más Monográficos[+]

Curiosidades
Comer con las manos

Aunque algunos crean que es una vulgaridad, existe una serie de alimentos que, según los expertos en buenas maneras y protocolo, se pueden comer con las manos. Son los siguientes: los espárragos, el jamón, el marisco y algunos platos de carne, sobre todo, si tienen hueso, como las aves de caza. Es importante que, para degustar los alimentos con las manos, se disponga en la mesa de un lavadedos o aguamanil, es decir, un pequeño bol para cada comensal con agua tibia y un trocito de limón.

Más curiosidades [+]