La Piña

Esta fruta tropical procedente de Sudamérica hace tiempo que dejó de ser exótica para convertirse en parte de nuestra gastronomía, bien sea como postre, bien sea como un ingrediente de guisos y de ensaladas.

Ananás, o lo que es lo mismo, “fruta excelente”, es el nombre que los indígenas sudamericanos daban a la piña antes de la llegada de los conquistadores españoles y portugueses, que fueron quienes la trajeron a Europa. Una vez en el Viejo Continente, la exótica fruta se convirtió en un manjar muy apreciado, no sólo por su sabor, sino también por ser muy beneficiosa para la salud, muy jugosa y muy digestiva.

La piña, que suele medir unos 40 centímetros de alto por 15 de diámetro, tiene una forma ovalada y su peso se aproxima a los 2 kilos. Su extraña piel, formada por unas protuberancias llamadas brácteas, esconde una pulpa amarilla muy aromática de sabor, normalmente, dulce.

Hasta hace poco, la manera más común de consumir piña en nuestro país era en el postre, natural o en almíbar, pero, recientemente, esta fruta ha entrado con fuerza en la cocina como ingrediente. Resulta excelente como acompañamiento de platos de carne de cerdo o para la elaboración de la famosa cocina agridulce oriental. Además, de su zumo, se consigue un rico vinagre aromático.

A la hora de cocinar, debes tener en cuenta que la piña contiene una enzima que ablanda la carne, impide que la gelatina se espese, agria la leche y reblandece las frutas de la macedonia.

La temporada natural de la piña es en invierno, pues en su lugar de origen, el hemisferio sur, en este momento es verano. En el punto de venta, sabremos si una piña está madura cuando su pulpa sea firme pero flexible, las hojas se puedan arrancar de un fuerte tirón y el aroma sea más intenso en su parte inferior.

Escoge los ejemplares más pequeños, dado que suelen ser más sabrosos que los grandes, y recuerda que, al igual que ocurre con otras frutas, si el extremo del tallo está mohoso o manchado, las hojas marchitas o la fruta golpeada, debes evitar comprarla.

La piña es una fruta que no suele faltar en las dietas de adelgazamiento, ya que, por ejemplo, tomada antes de las comidas, reduce el apetito.

Además, es algo diurética, es decir, que favorece la eliminación de líquidos.

Propiedades

Es bien sabido que la piña es muy baja en calorías y, además, contiene minerales muy beneficiosos para nuestro organismo, como el potasio, que regula la hidratación del cuerpo. Es una fruta con un alto contenido en fibra y con una enzima, la bromelina, que ayuda a digerir las proteínas.

Más Monográficos[+]

Recetas relacionadas con el monográfico: La Piña

Curiosidades
Comer con las manos

Aunque algunos crean que es una vulgaridad, existe una serie de alimentos que, según los expertos en buenas maneras y protocolo, se pueden comer con las manos. Son los siguientes: los espárragos, el jamón, el marisco y algunos platos de carne, sobre todo, si tienen hueso, como las aves de caza. Es importante que, para degustar los alimentos con las manos, se disponga en la mesa de un lavadedos o aguamanil, es decir, un pequeño bol para cada comensal con agua tibia y un trocito de limón.

Más curiosidades [+]