Berenjena

Rellenas, fritas, asadas... las berenjenas son una de las hortalizas más comunes en la gastronomía mediterránea y, en verano, están en su mejor momento.

La berenjena es una hortaliza puramente veraniega, ya que soporta mejor el calor que el frío. Si bien es cierto que, gracias a los cultivos de invernadero, ahora se puede disponer de ella durante todo el año, en verano, están en su mejor época.

En el mercado, podremos encontrar varios tipos de berenjenas, que principalmente se dividen en dos grandes variedades: la globosa, que es casi esférica y suele tener un color negro o violeta muy oscuro y la semilarga, que es más alargada y delgada y con menos peso.

Si vas a adquirir berenjenas, recuerda que las más grandes suelen salir un poco fibrosas e, incluso, amargas. Descarta también las que estén arrugadas o con un color blanquecino. Para saber si están en su punto, comprueba que la carne esté firme y su piel brillante, lisa y con un color muy oscuro. Si al presionar ligeramente una berenjena los dedos dejan huella, es que está madura. En casa, guárdala en la nevera aislada de otros vegetales y consúmela antes de diez días.

Recetas relacionadas con el monográfico: Berenjena

Curiosidades
Comer con las manos

Aunque algunos crean que es una vulgaridad, existe una serie de alimentos que, según los expertos en buenas maneras y protocolo, se pueden comer con las manos. Son los siguientes: los espárragos, el jamón, el marisco y algunos platos de carne, sobre todo, si tienen hueso, como las aves de caza. Es importante que, para degustar los alimentos con las manos, se disponga en la mesa de un lavadedos o aguamanil, es decir, un pequeño bol para cada comensal con agua tibia y un trocito de limón.

Más curiosidades [+]