Alcachofas

Estas extrañas flores de la familia de las margaritas son una de las verduras más apreciadas. Hervidas y, sobre todo, a la brasa, suponen un manjar, además, también son muy decorativas cuando están secas.

Cuando acudas al mercado o la frutería a comprar alcachofas, es importante que sepas que existen diferentes variedades de ellas, dependiendo de su procedencia, aunque, en España, destacan las de Tudela, que suelen ser de color verde, más pequeñitas de lo normal y con una forma algo más alargada.

Al escogerlas, hay que decantarse por las que tengan el color más brillante. Mira también que las hojas estén bien compactas y, además, compara las alcachofas por su peso, eligiendo las más pesadas en proporción a su volumen.

Una vez en casa, se conservarán en un estado muy aceptable durante una semana si las metes dentro de una bolsa de plástico bien cerrada y las guardas en la nevera. Si tienen tallo, puedes optar por una manera más “artística” de guardarlas, clocándolas como si fueran flores, en un recipiente con agua, eso sí, dentro de la nevera.

Cocidas, las alcachofas no aguantan más de 24 horas.

Recetas relacionadas con el monográfico: Alcachofas

Curiosidades
Digerir las carnes

Las carnes blancas son más fáciles de digerir que las rojas, pero éstas últimas son más nutritivas.

Más curiosidades [+]