Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Puedes ver nuestra política de cookies aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
Bienvenido a Espacio Recetas

Búsqueda avanzada

Bienvenid@   Puedes registrarte aquí TUS DATOS | Foros de cocina



Recetas de Cocina

Todo|A|B|C|D|E|F|G|H|I|J|K|L|M|N|O|P|Q|R|S|T|U|V|W|X|Y|Z

Monográfico. La Frambuesa

Esta fruta de origen griego es el elemento imprescindible de las mermeladas y las tartas más deliciosas del norte de Europa y de Estados Unidos, pero, además, nos aporta gran cantidad de fibra y sus hojas son medicinales.

La frambuesa es el fruto del frambueso o sangüeso, una planta silvestre que suele crecer en todas las zonas de clima templado.

Más parecida a la mora que a la fresa, esta rica fruta está formada por muchos granos rugosos que se llaman drupas y que tienen adherida una pelusilla de color dorado que da a la frambuesa un aspecto aterciopelado. Estos granos se disponen en forma de piña.

Las frambuesas son originarias de Grecia, concretamente del monte Ida y, desde allí se fueron extendiendo por toda Europa, Inglaterra y, después, a Norteamérica. Y es que ésta es una planta de las llamadas ?colonizadoras?, pues crece especialmente bien en los claros de los bosques o en los espacios abiertos generados por incendios o talas.

En el mercado podemos encontrar frambuesas durante todo el año, ya que existen variedades de otoño, invierno y primavera, aunque las más abundantes y apreciadas sean las de verano. También hay frambuesas amarillas, como la dorada, o anaranjadas, como la leo. Las frambuesas más comunes en nuestros mercados son las de color rojo escarlata.

Las frambuesas se comercializan frescas, congeladas, enlatadas o en el almíbar. Si las vas a comprar frescas, en el mercado o en la frutería, elige las más gruesas, las que se mantengan más firmes al tacto y las que tengan el color más intenso y brillante. Descarta las que presenten signos de enmohecimiento y aquellas cuyo tallo no sea de un color verde bien vivo. Ten cuidado, porque se trata de una fruta muy delicada y perecedera que se puede estropear, simplemente, por contacto entre unas y otras. En casa, conviene guardarlas en la nevera sin lavar, sin taparlas y, a ser posible, en un recipiente amplio que las pueda contener en una capa, así se mantendrán bien durante unos cinco días, pero, recuerda que si las quieres conservar durante más tiempo es una fruta que admite la congelación.
Propiedades
Las frambuesas son ricas en hierro y vitamina C, además de ser diuréticas y una buena ayuda para favorecer el tránsito intestinal debido a su alto contenido en fibra. Hacer gárgaras con una infusión de sus hojas es muy bueno para la faringitis y bebida funciona como astringente y como tonificante durante el embarazo.

Recetas relacionadas con el monográfico. La Frambuesa

Brazo de gitano relleno de mermelada de frambuesa
Cerdo asado en salsa de frambuesa
Crema de yogur con frambuesas
Flan de chocolate con coulis de frambuesa
Gratinado de frambuesas al cava
Helado de sandía y frambuesas
Natillas de frambuesa
Tarta de requesón y frambuesa
Vinagre de frambuesa


Carnes y Aves
Carnes y Aves
Ensaladas y Verduras
Ensaladas y Verduras
Entrantes, huevos y Aperitivos
Entrantes, huevos y Aperitivos
Pastas y Arroces
Pastas y Arroces
Patatas, Sopas y Guisos
Patatas, Sopas y Guisos
Pescados y Mariscos
Pescados y Mariscos
Postres y Cockteles
Postres y Cockteles
Salsas y Guarniciones
Salsas y Guarniciones

Top recetas de cocina