Receta de Pastelitos de kiwi

Porciones / número de personas: 6
Tiempo de Preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Categoría: Postres y Cockteles,
Tipo de plato:Postre,
Dificultad: Moderado

Ingredientes
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de leche
  • 220 gr de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 75 gr de harina
  • 75 gr de maizena
  • azúcar para espolvorear
  • 12 hojas de gelatina
  • 7 kiwis
  • 150 gr de yogur desnatado
  • 350 gr de nata montada
  • azúcar glass para espolvorear

Instrucciones

Precalentar el horno a 220ºC.

En un bol preparamos la masa para el bizcocho, con los huevos, la leche, 120 gr de azúcar, la sal, la harina y la maizena.

Cuando lo tenemos todo bien mezclado, lo echamos encima de una placa del horno, forrada antes con papel vegetal. Y lo horneamos a media altura 12 minutos.

Preparamos un paño encima del mármol y lo espolvoreamos con azúcar. Cuando el bizcocho esté, lo volcaremos encima del paño y lo dejamos ahí enfriándose. Ponemos las hojas de gelatina en remojo.

Pelamos los kiwis y los trituramos. Luego lo pasamos por un colador, y lo vamos echando en una ollita, donde lo calentaremos con el azúcar.

Cuando esté caliente, le añadimos la gelatina escurrida y lo removemos bien para que se disuelva. Le añadimos el yogur, y seguidamente la nata montada, mezclándolo todo bien, y lo retiramos del fuego.

Cortamos el bizcocho, que teníamos reservado, por la mitad, verticalmente. Cogemos una bandeja de aluminio, de esas de usar y tirar, que la podemos encontrar en cualquier mercadona o en los chinos, y en la base, ponemos la mitad del bizcocho.

Encima echamos toda la crema de kiwi que tenemos preparada, y por último, encima de la crema, ponemos la otra mitad del bizcocho.

Lo metemos en la nevera, y en menos de 3 horas a mi ya se me cuajó.

Cuando lo vayamos a comer, le quitamos la bandeja de aluminio, cortándola con unas tijeras, y ya veréis que se despega perfectamente.

Espolvorear con azúcar glass y servir.

 Versión para imprimir

Fuente:
Contribución: espaciorecetas 20/07/2012 12:39

Recetas relacionadas que te pueden interesar

Curiosidades
Los huevos absorben los olores

La cáscara del huevo es porosa y, por tanto, absorbe los olores. Cuando guardes huevos en la nevera, fíjate en no ponerlos cerca de alimentos muy aromáticos para que no adquieran olores indeseables.

Más curiosidades [+]