Boquerón

En vinagre, rebozados, fritos al ajillo, asados o, simplemente, a la plancha, los boquerones van, irremediablemente unidos al verano.

Este rico pescado abunda en el océano Pacífico, el Atlántico y en los mares Mediterráneo y Negro, donde vive a más de 100 metros de profundidad durante el invierno. En primavera y verano, cuando la superficie del mar se calienta, ascienden para alimentarse y reproducirse. Es en ese momento cuando se pescan. De todos modos, en nuestros mercados podemos encontrar boquerones durante todo el año, procedentes de las costas marroquíes.

Se trata de un pescado delicado y es importante mantenerlo siempre a muy baja temperatura para evitar las bacterias. Sabremos que un boquerón es fresco porque su carne estará firme, sus ojos y su piel brillantes y porque olerá ligeramente “ a mar”. Al ser un pescado tan perecedero, conviene comerlo o ponerlo en vinagre, antes de 48 horas. Cuando lo guardes en la nevera, intenta no colocarlo junto a otros alimentos ya que podría trasmitirles su fuerte olor.

Recetas relacionadas con el monográfico: Boquerón

Curiosidades
Desengrasante natural

La manzana es un excelente desengrasante natural. Si has pelado una, antes de tirar su piel, pasa su parte interna por los mármoles y verás que resultado.

Más curiosidades [+]