Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Puedes ver nuestra política de cookies aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
Bienvenido a Espacio Recetas

Búsqueda avanzada

Bienvenid@   Puedes registrarte aquí TUS DATOS | Foros de cocina



Recetas de Cocina

Todo|A|B|C|D|E|F|G|H|I|J|K|L|M|N|O|P|Q|R|S|T|U|V|W|X|Y|Z

Monográfico. El Rodaballo

A la plancha, en salsa o como parte de las ?caldeiradas? gallegas, el rodaballo es un pescado delicioso que, gracias a la acuicultura, se ha popularizado.

El rodaballo es un pez marino que vive en aguas poco profundas, raramente por debajo de los 150 metros. Como la mayoría de los peces que viven en los fondos arenosos o de conchas, es plano y tiene una forma casi circular o de rombo con una piel llena de bultitos duros, sin escamas y de un color gris pardo veteado, que cambia en función del color de su entorno. Puede llegar a alcanzar un metro de longitud y pesar hasta 15 kilos. Es un depredador diurno y de adultos se alimenta exclusivamente de peces pequeños.

El raballo simboliza la vitalidad y la resistencia, pues son frecuentes las anécdotas sobre ejemplares que seguían vivos dos días después de haber sido pescados.

Existen tres tipos principales de rodaballo: el de Gran Sol, que es como se suele denominar al rodaballo que se pesca en los caladeros ingleses e irlandeses del Atlántico Norte y el de la ría, que se pesca en las costas gallegas y que es idéntico al del Gran Sol con la única diferencia de que llega más fresco al mercado porque porque el tiempo entre la captura y la vena es menor, por lo que su brillo y frescura son claramente distinguibles. El tercer tipo de rodaballo es el de acuicultura. En las costas gallegas existe la primera granja acuática de rodaballos del mundo que está ando muy buenos resultados, aunque todos los expertos coinciden en que la calidad del rodaballo de acuicultura, no es igual a la del salvaje, pero sí supone una muy buena opción para quienes quieran disfrutar de este sabroso pescado sin pagar demasiado.

En la compra, podrás reconocer los rodaballo de cultivo, porque, teniendo un aspecto muy parecido al de los salvajes, la tonalidad de su piel es más verdosa y oscura, y, a menudo, llevan una etiqueta en la branquias. Elige siempre ejemplares con los ojos y la piel brillantes, con las agallas bien rojas y la carne firme. Si huele mal o como a amoníaco, no lo compres, porque significa que está pasado.
Propiedades
Como todos los pescados blancos, el rodaballo tiene muy pocas calorías, por lo que es fácil de asimilar y digerir, siendo muy recomendable en las dietas de adelgazamiento. Destaca por su contenido en proteínas y en minerales como el sodio, el potasio, el fósforo, el magnesio y de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6, B12).

Recetas relacionadas con el monográfico. El Rodaballo

Brochetas de rodaballo con verduritas
Rodaballo al albariño
Rodaballo en papillote


Carnes y Aves
Carnes y Aves
Ensaladas y Verduras
Ensaladas y Verduras
Entrantes, huevos y Aperitivos
Entrantes, huevos y Aperitivos
Pastas y Arroces
Pastas y Arroces
Patatas, Sopas y Guisos
Patatas, Sopas y Guisos
Pescados y Mariscos
Pescados y Mariscos
Postres y Cockteles
Postres y Cockteles
Salsas y Guarniciones
Salsas y Guarniciones

Top recetas de cocina