Alcaparras

Se trata de uno de los condimentos más arraigados a las cocinas de los países bañados por el Mediterráneo. Ya en la época de los romanos, se encurtían en sal para prolongar así la conservación de estos diminutos capullos comestibles.

La alcaparra es uno de los condimentos más utilizados en la cocina de todos los pueblos de la cuenca mediterránea. No se puede incluir en las frutas ni en las verduras o las especias ya que las alcaparras, en concreto, son los capullos comestibles de un arbusto llamado alcaparro, que da un fruto llamado alcaparrón. Por lo tanto, cuando hablamos de alcaparras, simplemente, decimos que es un condimento.

La presencia de las alcaparras en la cocina es muy antigua, ya que los romanos conocían sus aplicaciones y las encurtían con sal, como en la actualidad. A la hora de comprar alcaparras fíjate en que tengan el tamaño aproximado de un grano de maíz, pues eso significa que han sido recolectadas en su mejor momento, es decir, a mediados de abril. Su color debe ser verde oscuro, la bolita que forman tiene que estar bien cerrado y compacta y el líquido en el que estén sumergidas debe verse claro y limpio.

Ya que se trata de un encurtido, las alcaparras se conservan durante mucho tiempo. Aún así, lo más aconsejable es que las mantengas en un lugar fresco y al resguardo de la luz.

Recetas relacionadas con el monográfico: Alcaparras

Curiosidades
Desengrasante natural

La manzana es un excelente desengrasante natural. Si has pelado una, antes de tirar su piel, pasa su parte interna por los mármoles y verás que resultado.

Más curiosidades [+]