Avestrúz

A pesar de que sigue siendo una rareza, en nuestro país cada vez son más las personas que se han sorprendido gratamente con el delicioso sabor de esta carne tan rica en proteínas y baja en calorías.

El avestruz llegó a nuestra mesa hace sólo unos doce años, pero, actualmente, ya la preparan en muchos restaurantes y se puede encontrar en algunos supermercados, ya que se han creado granjas que las crían para su consumo.

La suya es una carne muy tierna, de apariencia y sabor más parecidos a la ternera que al pollo, pero con muchísima menos grasa y colesterol.

De un avestruz se obtienen unos 30 kilos de carne, casi toda procedente del muslo, aunque se comercializan cuatro cortes: el abanico, que es el más apreciado por su calidad por su tamaño –puede pesar 1.400 kilos-; el bistec, que es algo menos tierno; la carne para guisar, de menor calidad; y el cuello, que se prepara como el rabo de toro.

A la hora de comprarla, fíjate en que presente un tono rojo intenso y que no tenga partes grisáceas. La carne de avestruz es muy perecedera, por lo que deberás conservarla siempre refrigerada y consumirla en dos o tres días.

Recetas relacionadas con el monográfico: Avestrúz

Curiosidades
Desengrasante natural

La manzana es un excelente desengrasante natural. Si has pelado una, antes de tirar su piel, pasa su parte interna por los mármoles y verás que resultado.

Más curiosidades [+]